Menor embarazada, asesinada por su novio y la familia de éste

Una triste noticia remueve conciencias estos días en la República Dominicana. Una joven embarazada de 16 años apareció muerta dentro de una maleta en una finca de la provincia de Espaillat. La autopsia ha desvelado que la menor falleció a causa de una hemorragia interna del útero debido a un aborto inducido y por un fuerte golpe en la cabeza que le produjo el hundimiento del cráneo. Los sospechosos: el novio, la madre de éste y un joven que ayudó a trasladar el cadáver.

La prohibición total del aborto, mezclado con una sociedad machista y una religión mayoritaria que condena el aborto lleva a escenas como esta, donde una menor embarazada es un problema para la familia del novio que decide tomarse la justicia por su mano. Pero este caso tiene algo de escalofriante ya que la mujer detenida ostentaba el cargo de subdirectora de la Dirección General de Pasaportes, ya destituida. Es decir, el aborto afecta no sólo a las clases bajas, sin estudios, sino a familias acomodadas y con cargos públicos que sienten pánico ante un aborto.

La sociedad dominicana necesita reflexionar, necesita despenalizar el aborto para que no se siga viendo como un estigma para la mujer, sino como una manera de mirar hacia adelante, con mujeres fuertes que deciden su futuro. Y es que abortar no es una decisión fácil.

Ayúdame a difundir el documental En la sombra, para que las jóvenes dominicanas sean capaces de decidir por sí mismas, sin miedo a la cárcel o al estigma. Para que sepan a dónde acudir y qué hacer. Colabora con la campaña de crowdfunding  para que el documental llegue a quien tiene que llegar.

 

 

Deja un comentario