La sociedad dominicana, dividida ante el aborto

Romper barreras y llegar a lo más profundo de una sociedad que exporta turismo y sexualidad mientras que, de puertas para adentro, es uno de los países más religiosos de América Latina, con una gran hipersexualización infantil y con unas leyes antiabortistas de las más estrictas del mundo. Esa fue la premisa del documental En la sombra. 

Informar sobre la situación del aborto en la República Dominicana no iba a ser fácil y conseguir financiación menos. Así que decidí correr con todos los riesgos, hacer las maletas e irme al Caribe a ver la realidad. Y lo que encontré fue un país de contrastes, donde todo el mundo es religioso hasta que tiene un embarazo, donde nadie sabe cómo abortar pero todos conocen la clínica clandestina del barrio y donde las niñas se comportan como mujeres porque las han obligado a crecer sexualmente.

Con un dato bastará: España tiene una tasa de mortalidad materna de 5 mientras que en la República Dominicana es de 92 muertes por cada 100.000 nacidos vivos (Banco Mundial 2015).

Las asociaciones de mujeres se sienten indefensas ante la ley y los jueces, impotentes. Los médicos no tienen medios y saben que 200 mujeres mueren al año por causas relacionadas con el embarazo, un número altísimo. Los maestros no dan educación sexual en las escuelas, los niños empiezan su vida sexual a los 10 años, las niñas a los 12, mientras que en las farmacias públicas no se venden ni preservativos.

Y mientras la sociedad está dividida, el Senado de la República Dominicana deberá decidir en los próximos meses si despenaliza el aborto en tres causales (malformación genética del feto incompatible con la vida, peligro para la vida de la mujer y en casos de incesto o violación) o si aprueba un nuevo Código Penal más duro, incluso. Pero mientras el Senado no decide, la prohibición total del aborto continúa.

Ayúdame a difundir el documental entre organizaciones de Derechos Humanos, de mujeres, educadores sexuales y escuelas para que puedan proyectar el documental sin coste alguno. Gracias a la licencia de Creative Commons y la omnipresencia de Internet, En la sombra puede, y debe, ayudar a mostrar la realidad. Pero, para eso, necesito tu ayuda con la campaña de crowdfunding:

Informar sobre el aborto en la República Dominicana

 

1 comentario en “La sociedad dominicana, dividida ante el aborto

Deja un comentario