¿Cuánto cuesta un aborto en la República Dominicana?

Poca gente habla sobre esos cientos de casos en los que las mujeres deciden interrumpir su embarazo en la República Dominicana. Un país donde la condición económica influye sustancialmente en la seguridad con la que se practica el aborto. Cuanto más dinero se tenga, más posibilidades de salir viva. Así que muchas mujeres tienen que buscar opciones.

Una alternativa poco segura es elaborar un tradicional té abortivo, que se explica en el documental, pero las pastillas de Misoprostol son la opción más barata, $1’5 cada una, y se pueden conseguir irregularmente en la farmacia, ya que se prescriben con receta médica para problemas gástricos y úlceras. Una decisión que lleva a muchas mujeres al hospital con un aborto inducido.

La segunda opción es acudir a una clínica clandestina por $200. Allí, una persona sin titulación será la encargada de interrumpir el embarazo, en un lugar que bien podría parecer un garaje con una camilla de sábanas sucias en medio. Sólo si la mujer tiene en su poder $800 podrá ser atendida por un ginecólogo cualificado, en una clínica privada, que cumpla con todos los estándares sanitarios y con total discreción. Ilegal sí, pero seguro.

Ayúdame a difundir el documental entre organizaciones de Derechos Humanos, de mujeres, educadores sexuales y escuelas para que puedan proyectar el documental sin coste alguno. Gracias a la licencia de Creative Commons y la omnipresencia de Internet, En la sombra puede, y debe, ayudar a mostrar la realidad. Pero, para eso, necesito tu ayuda con la campaña de crowdfunding:

Informar sobre el aborto en la República Dominicana

Deja un comentario